Convierte tus bañadores y bikinis en looks de fiesta

Texto por Gema Terol

para TRESS 

Las navidades se encuentran a la vuelta de la esquina y aunque este año las celebraciones amenazan con estar protagonizadas por las restricciones, no hay obstáculo que nos impida sacarle el máximo partido a nuestros outfits para ponerle punto y final a un 2020 en el que hemos echado mucho de menos vestirnos para ocasiones especiales. 

 

Antes de dejarte seducir por escaparates repletos de lentejuelas y glitter, recuerda que adquirir una prenda a la que vas a dar poco uso tiene un coste muy alto, no solo para tu bolsillo sino también para el planeta. Cada año 800 mil toneladas de ropa acaban en vertederos, transformándose en una potente fuente de contaminación ambiental. 

 

En TRESS queremos ayudarte a descubrir el potencial de tus bañadores y bikinis para transformarlos en auténticos looks de fiesta. Aprender a utilizar una prenda más allá de su uso convencional extenderá su vida útil reduciendo de forma inmediata el impacto derivado de su producción. La moda de baño cobra sentido más allá del verano.

 

Index Leer

Keep it simple

 

Si tienes un bañador de una pieza, tienes la mitad de tu look resuelto. Úsalo como un body y combínalo con una parte de abajo que eleve la prenda, ya sea por cuestión de estampado, tejido o estructura. El contraste de un género elástico con otro más delicado, como el raso o el satén, dará como resultado una composición desenfadada a la par que apta para cualquier evento.  

Aprovecha los detalles de tus trajes de baño, como el escote halter con lazada al cuello del modelo Lovelace, perfecto para combinar con un pantalón de cintura alta y lucir espalda al aire.

 

Bañador Lovelace , pantalón de Krizia Robustella y sandalias de Röa Design.

Los accesorios son tus aliados

 

Si crees que tu ropa de baño no tiene el suficiente carácter como para ser la estrella de un look de noche, déjale el peso del outfit a los accesorios. Un bañador de corte sencillo, como el modelo Purple Lips con cadera alta y escote en V, puede convertirse en la base perfecta para crear un look monocolor y ceder el protagonismo a los complementos que lo acompañan. Jugar con la joyería, accesorios para el pelo o incluso un maquillaje que hable por si solo, transformará por completo algo básico en una prenda muy versátil.

 

Bañador Purple Lips de TRESS, pantalón de Oxmuss, pendientes de Orella, clips para el pelo de Valet Studio, botas de About Arianne e inspiración de maquillaje de 3INA.

 

¿Quién dijo bikini? ¡Es un crop top!

 

Si algo nos han enseñado las tendencias de las últimas temporadas es que las posibilidades de vestir un crop top son infinitas. Acompaña la parte de arriba de tu bikini con una chaqueta o póntela encima de una camisa. Un pantalón o una falda de cintura alta pondrán el broche de oro a una combinación lista para arrasar en cualquier celebración. Si además, cuentas con un bikini reversible, como el modelo Blue Moon, tus probabilidades de lucir el look perfecto se multiplican por dos.

 

Bikini Blue Moon de TRESS, falda de Filles A Papa, chaqueta de Santa Cruz y zapatos de Becomely.

Atrévete con las transparencias

 

Utilizar tu ropa de baño como si fuera una combinación interior te permitirá lucirla bajo prendas con transparencias. Una alternativa para poder mostrar durante todo el año aquellos bañadores y bikinis más especiales, como el modelo Wonder de top bandeau y braguita de cadera alta con tirantes. 

 

Bikini Wonder de TRESS, vestido de Marques Almeida y botas de Paloma Wool. 

 

Diviértete con las combinaciones 

 

No siempre disponemos en nuestro armario de prendas de baño lisas. En ocasiones los estampados o mezclas cromáticas pueden parecer un problema cuando en realidad son una magnífica oportunidad para divertirnos con las combinaciones. Si tu bañador o bikini posee prints o colores muy llamativos, aprovéchalos para crear un look que no necesite grandes complementos. El top bandeau reversible del modelo Sundown permite jugar con la mezcla de ambos colores para obtener múltiples resultados con una sola prenda. 

 

Bikini Sundown y bolso rosa de TRESS, traje de chaqueta y pantalón de Betolaza y botas de Alohas. 

 

Limitar la moda de baño al verano impide que podamos vestir algunas de nuestras prendas favoritas durante el resto del calendario. Deja de esperar al calor para estrenar y disfruta de tus bañadores y bikinis todo el año.